¿Qué formas jurídicas de empresa existen?

Formas jurídicas de empresa | Los riesgos de los socios y los seguros a contratar cambian

Más allá de la sociedad limitada o la sociedad anónima, existe un gran abanico de formas jurídicas de empresa. La elección por una u otra condiciona y mucho los riesgos que corren los socios, así como los seguros que deberían contratar.

 

Principales formas jurídicas de empresa

La denominación jurídica de una empresa depende del número de socios, el capital social a depositar y el régimen de responsabilidad que adquieren los socios. A continuación, puedes ver las más usuales:

Sociedad de responsabilidad limitada. Es la más popular de las formas jurídicas de empresa. Para crear una SL se necesita un mínimo de 3 000 € y puede pertenecer a un único socio. Los propietarios de una SL responden con el capital de la empresa, y no con sus propios bienes. 

Sociedad anónima. De carácter mercantil con mínimo 60 000 €, el capital se divide en acciones, a lo que se limita la responsabilidad de cada socio. No responden a las deudas de forma personal. 

Empresario autónomo. Trabaja por cuenta propia, no necesita un capital mínimo para comenzar su negocio, pero se responsabiliza con todos sus bienes. Por tanto, es muy recomendable casi en cualquier sector contratar un seguro de responsabilidad civil, imprescindible para profesionales colegiados y más aún cuando tienen trabajadores a su cargo.

Comunidad de bienes. La forman un mínimo de dos socios, sin un capital mínimo y son responsables con todos sus bienes. Suele ser una asociación entre autónomos que comparten un derecho o bien.

Sociedad civil. Comparten las características citadas de la comunidad de bienes, aunque con otras implicaciones a efectos fiscales. Esta forma jurídica se establece para poner en común capital y repartir las ganancias entre los socios.

Sociedad cooperativa. Es la más democrática de las formas jurídicas de empresa. Las personas que la forman comparten unas necesidades y aspiraciones económicas y sociales comunes. Cada uno de los socios cooperativistas tiene capacidad de decisión en el funcionamiento y la estructura de la sociedad. Quienes ocupan los puestos de administración y dirección, se exponen a reclamaciones personales por su gestión. Conviene tener un seguro de D&O.

 

Además de estas, hay más formas jurídicas de empresa, como la sociedad de Garantía Recíproca, las entidades de capital-riesgo o las sociedades profesionales.

En Seguros Viafina estamos especializados en seguros para empresas y profesionales. Nuestros seguros de responsabilidad civil cubren todas las necesidades, incluidas las de autónomos o administradores de empresas con los seguros D&O. 

También te asesoramos con los mejores seguros para construcción, sanitarios, energías renovables, seguridad y vigilancia, entre otros. 

Llámanos ahora y te asesoramos según tus necesidades. 

El Seguro de Responsabilidad Civil y sus cobertura...
Seguro de Salud para Particulares

Artículos relacionados

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.segurosviafina.com/